7 Propósitos para el 2018

Si algo supone el año nuevo es esa percepción de cambio de ciclo que hace que todos nos formulemos una serie de buenos propósitos que, a medida que el año va avanzando y parece que de manera inevitable, vamos más o menos abandonando. Un buen ejemplo de esto es el aumento tan significativo de las matrículas de los gimnasios que se produce por estas fechas, y la curva descendente que sigue la asistencia a los mismos durante los siguientes meses.

Si hay algo difícil de cambiar es una rutina, definida como: “Costumbre o hábito adquirido de hacer algo de un modo determinado, que no requiere tener que reflexionar o decidir”. “Habilidad que es únicamente producto de la costumbre.”

Así que de lo que se trata realmente es de adoptar alguna nueva costumbre, o de modificar las que ya tenemos desde una perspectiva de salud. Volviendo al ejemplo del gimnasio lo importante no es pagar la matrícula sino hacerle un hueco a ese ejercicio en nuestro día a día, por ejemplo, ir a pilates los martes y los jueves de ocho a nueve y media.

De cualquier manera, sabiendo que esto de tener un blog y darte consejos desde aquí es mucho más fácil que ponerlos en práctica, y reconociendo el esfuerzo que te supondrá cambiar esos hábitos, nos vamos a permitir enumerar aquí nuestros siete grandes propósitos, que andan un poco huérfanos, para este año 2018, tal vez tú puedas adoptar alguno.

1.- Da el paso! Deja de fumar

El primero tiene que ser dejar de fumar. Si tú ya no eres fumador puedes pasar al siguiente párrafo. Para los fumadores tan solo os podemos insistir en que se trata de uno de los hábitos más perjudiciales para vuestra salud, sabemos que es difícil pero en nuestra farmacia llevamos ya tiempo trabajando en la deshabituación tabáquica, tenemos experiencia y ya hemos apoyado a otros en este camino, te va a costar un  esfuerzo pero sabemos que puedes conseguirlo y estamos aquí para ayudarte.

2.- Muevete! 

Como segundo propósito ¡Muévete! Te lo decimos así, en imperativo y con exclamaciones. No se trata de volvernos ahora deportistas de élite ni de estar todo el día machacándonos en el gimnasio, se trata de realizar una actividad física, moderada en función de tu edad y tu forma física. La idea es introducir en tu rutina 150 minutos semanales de actividad física, dos horas y media a la semana del deporte que más te gusta, acostumbrarte a hacer pequeñas series de entrenamiento y estiramientos a lo largo del día. Ya verás como lo notas y lo agradeces.

3.- Cuida tu alimentación

Cuida tu alimentación. Desgraciadamente en cualquier supermercado tenemos una tremenda oferta ante nuestros ojos de alimentos no muy sanos, pero muy apetecibles y muy fáciles de llevar a la mesa. Una alimentación más sana te va a costar algo más de esfuerzo pero si huyes de esta comida preparada y te curras tus propios menús, buscando el equilibrio y los buenos productos, verás que merece la pena y tu cuerpo lo va a notar mucho.

4.- Descansa

Descansa bien, sé consciente de lo perjudicial para la salud que es el estrés y la falta de sueño y adopta tus estrategias para cumplir de manera óptima con tu propio mantenimiento físico, es importante cuidar bien nuestro cuerpo y para que esté en buenas condiciones no puedes robarle constantemente horas de descanso.

5.- Cuida tus articulaciones

Cuida tus articulaciones, que son, con tus músculos, las que te permiten moverte por el mundo. Según el Dr. Juan Antonio Corbalán los siete pasos básicos a seguir para un buen cuidado de tus articulaciones serían dieta variada, ejercicio, mantener un peso adecuado, evitar el tabaco y el abuso del alcohol, reducir el riesgo de caídas, tener un descanso adecuado y mantener una buena postura.

6.- Disfruta de los tuyos

Sexto propósito; proponte disfrutar de los tuyos y disfrutar también de ti mismo, entendido como quererte y mimarte un poco, ser autocrítico pero a la vez capaz de perdonar tus propios errores.

7.- Quiérete

Nuestro séptimo y último propósito quizá sea el más importante, consiste en ser capaces de aceptarnos como somos y ser capaces de orientar nuestros esfuerzos a aquellas facetas de nuestra vida que son realmente un problema para nuestra salud. Cada uno debe determinar qué hábitos concretos tiene que cambiar en su vida, y para hacerlo tendremos que diseñar una estrategia que favorezca ese cambio de manera gradual y progresiva.

7 propósitos para el 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *