CÁNCER DE TESTÍCULOS.

cáncer de testículos

En nuestra particular campaña de movember nos hemos decidido por tratar de divulgar un poco de información, unos apuntes que den una visión general y útil sobre el cáncer de testículos.

Recordemos qué es el cáncer?

Cualquier cáncer es un crecimiento desordenado de células que se produce en una parte concreta del cuerpo.

-En el momento inicial de cualquier cáncer hay una célula que muta, deja de cumplir con su papel y empieza a dividirse.

-Esas células además rompen el mecanismo normal de regeneración celular de nuestros cuerpos, la apoptosis con la que las células normales se autodestruyen cuando han cumplido su función.

-Las células cancerígenas se vuelven “inmortales” por lo que se va acumulando una masa celular que no trabaja para nuestro cuerpo y a medida que va creciendo va ocupando el espacio de esas otras células que nos son necesarias.

El cáncer de testículos

En el caso de los testículos hay distintas localizaciones y distintos tipos de células por lo que hay una variedad muy amplia de subtipos. Además, en muchas ocasiones aparecen combinados varios de estos tipos cuando se estudian los tumores a nivel celular.

-El siguiente enlace de la American Cancer Society los describe en profundidad y resulta llamativo ver como las células reproductoras masculinas mutan formando en muchos casos carcinomas embrionarios, que vistos en el microscopio tienen forma de embriones, de ahí su nombre.

Es fascinante cómo la naturaleza ha apostado por la diversidad, haciendo de cada individuo, ya sea un animal, una planta o probablemente una bacteria, un ser único e irrepetible. Para diferenciarnos de “padres y hermanos” la naturaleza ha tenido que jugar con las matemáticas creando en cada organismo infinitas posibilidades.

Ahora vayamos a lo práctico;

Una de las variables más importantes a la hora de diagnosticar y tratar todos los tumores es el momento de la detección.

En el caso de los tumores testiculares cuando el cáncer comienza lo normal es que no nos demos cuenta porque no percibimos ningún síntoma. En algunos se detecta a través de una analítica; al descubrir altos algunos valores a los que se denominan “marcadores tumorales” nuestro médico deberá investigar el porqué, y en otros casos se puede detectar de forma casual pues los síntomas no son del todo específicos.

Una masa o hinchazón en los testículos puede ser síntoma de una infección vírica o bacteriana, o podría ser una masa tumoral, viendo la evolución clínica el médico, ante la sospecha de que pueda ser un cáncer, puede hacer una biopsia o pruebas de imagen para confirmar o descartar el hallazgo.

Algunos tumores testiculares también pueden producir cambios a nivel hormonal que provoquen un crecimiento de los senos. No es la única causa de que os pueda crecer el pecho pero de la misma manera es un dato que hará tirar de la manta.

En los casos infantiles también se puede producir una pubertad temprana que nos puede hacer investigar, cuando a un niño le cambia la voz y le empieza a salir vello antes de tiempo debemos mirar que no sea por esta causa.

Para una autoexploración testicular

En momentos más avanzados de la enfermedad,

y por ello con peor pronóstico, ese tumor que empezó en los testículos y que no hemos advertido puede revelarse al producir dolor en la espalda baja al extenderse por el sistema linfático o dar la cara a través de otros síntomas de las metástasis que ha producido, las más frecuentes, además del sistema linfático del que hablaba antes. se localizarían en los pulmones con síntomas respiratorios, en el hígado con dolor en el vientre o en el cerebro con dolores de cabeza y confusión mental.

No te asustes!

Todo esto puede asustar un poco, para poner en contexto también tenemos que decir que es un cáncer poco frecuente aunque es el cáncer más frecuente en varones entre los 15 y los 35 años, se diagnostican alrededor de mil cien casos al año en España y se certifican 33 defunciones por esta causa, (datos de 2019). Tiene un porcentaje de curación y supervivencia mayor del 95%. Y si se detecta en fase temprana ese porcentaje se acerca mucho al 100%

Así que querido lector, recuerda que si alguien te dice alguna vez que te los estás tocando puedes contestarle que estás autoexaminándote, cuidando tu salud, y como mujer prometo intentar ser más comprensiva porque he de reconocer que hay pocas cosas que me pongan más nerviosa que un hombre, o una mujer, cuando están tocándose los…

Ya sabéis que estamos aquí todos los días, no para tocaros las pelotas ni para que nos las toquéis a nosotras, para ayudaros a cuidar vuestra salud.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *