Filtros Solares. Cómo elegir tu protección solar.

Filtros solares spf + uva uvb ir pa que significan los filtros de tu crema solar

Hoy los filtros solares, ya sabéis lo importante que es protegerse del sol, es un tema del que hablamos muy a menudo en este blog y es un mensaje que recibimos de manera bastante constante; en las farmacias, en los centros de salud, en los medios de comunicación…

Es un mensaje muy necesario y que apoyamos, por eso hemos pensado que esta entrada podría interesaros. Te vamos a explicar un poco más en qué consisten los filtros solares, y en general los productos de protección solar, para que cuando veas en una etiqueta las especificaciones de un determinado producto tengas claro lo que puedes esperar del mismo.

Etiquetas de Cremas de protección solar tipo:

Hay varios criterios a seguir para tratar de clasificar la protección solar que nos ofrecen los distintos productos que hay en el mercado. Vamos a tratar de ir explicándolos uno a uno, teniendo en cuenta que un preparado determinado puede, y de hecho suele, combinar en su fórmula la acción de diferentes principios activos que actúan de manera complementaria.

Primero los Preparados: Antisolares y Preparados Solares

De manera general, podemos clasificar todos los productos fotoprotectores en dos grupos, los preparados antisolares y los preparados solares. Los primeros están hechos para impedir el paso a las radiaciones solares mientras que la función de los segundos se centra en absorber esas radiaciones sin quemar nuestra piel. Como consecuencia de esto con un antisolar no te bronceas y con un solar sí.

En cualquier producto fotoprotector hay una fórmula, basada en la mezcla, con una determinada concentración y proporción, de sustancias químicas, y hay un grupo de estas sustancias a los que se llama de forma genérica filtros solares, porque son sustancias que han demostrado esa cualidad fotoprotectora. Estos filtros solares van a estar, por así decirlo, en la base de la fórmula de cualquier protector solar.

Ahora los filtros solares: Físicos, químicos y biologicos

Hay tres tipos de filtros solares, físicos, químicos y biológicos, y se clasifican así atendiendo a su modo de actuar a la hora de protegernos del sol.

Los filtros solares físicos actúan formando una pantalla que refleja la radiación solar y evitan tanto la quemadura solar, científicamente llamada eritema, como el bronceado. Los preparados antisolares tienden a utilizar de manera mayoritaria filtros solares físicos.

Los filtros solares químicos actúan favoreciendo la absorción de la radiación solar, son moléculas orgánicas que penetran en la piel transformando esa energía que tiene la radiación solar en calor, que no hace daño a la piel. Protegen del eritema y favorecen el bronceado por lo que, como es lógico, los preparados solares suelen utilizar filtros químicos. En función de la longitud de onda sobre la que actúen hablamos de filtros solares químicos UVA y UVB.

Los filtros solares biológicos son antioxidantes, que actúan evitando la formación de radicales libres. Cada vez se usan más en diferentes productos de protección solar porque funcionan muy bien; los betacarotenos (vitamina A) y las vitaminas C y E son las más utilizadas y además de proteger del sol tienen un efecto contra el envejecimiento de la piel. La protección solar oral, de la que ya os hemos hablado en otras ocasiones, son suplementos alimenticios que contienen estos filtros solares biológicos.

Cuándo se eligen unos u otros filtros solares

La mayoría de los preparados de protección solar que vendemos en las farmacias, y en todo tipo de establecimientos, consisten en la combinación de filtros químicos UVA/UVB y antioxidantes. Los filtros físicos, en cambio, se utilizan sobre todo en preparados para bebés, para pieles alérgicas, con muy poca pigmentación que se queman enseguida, o en cremas específicas para aplicar en lesiones o cicatrices…también en pieles que están sometidas a procesos oncológicos, antes, durante y después de dichos tratamientos, según indicaciones médicas.

Entender los filtros solares de las etiquetas de las cremas solares

Ahora vamos a pasar a la parte práctica, y vamos a tratar de explicar la información que puedes encontrar en cualquier producto de protección solar, porque no sólo hay que mirar el factor de protección solar SPF, hay más datos que nos pueden interesar para determinar cómo de amplio es ese espectro de protección que nos ofrecen y qué producto elegir.

Por ello, en el envase puedes encontrar muchos más datos, estos son los que puedes encontrar:

SPF:

Como decíamos antes sólo te indica la protección contra los rayos UVB. Si tienes la piel y los ojos muy claros usa un SPF50+. Si eres una persona de piel morena o ya estás bronceada puedes ir bajando. Hay poca diferencia entre los factores altos y muy altos, por ejemplo el SPF50 bloquea el 98% de los rayos UVB y un SPF30  un 97%.

UVA:

Son las radiaciones infrarrojas, antes se pensaba que no eran dañinas pero ahora sabemos que la exposición a los rayos UVA también aumenta el riesgo de melanoma. Cuando entras en la web de meteogalicia, por ejemplo, te da una previsión del UV máximo al que te vas a exponer con un valor entre el 1 y el 12. En el bote del fotoprotector aparecen las letras UVA rodeadas en un círculo (si no aparecen es que no lleva filtro ultravioleta) y un número que hace referencia a esos valores de radiación frente a los que nos va a proteger. La recomendación europea es que debe ser mínimo ⅓ del SPF.

PA:

En algunos envases se describe la protección frente a los rayos UVA con estas dos letras seguidas de signos de suma (+). A más mases mayor protección.

IR:

Es la protección infrarroja. Si aparecen estas letras IR, indica que contiene antioxidantes y reflectores de la luz, filtros solares biológicos y físicos, que protegen de estos rayos.

Full Light:

Quiere decir que protege, además de UVB y UVA, frente a la luz visible y los infrarrojos, que representan más del 90% de las radiaciones del espectro solar.

Water- Resistant:

Si aparece en la etiqueta significa que tras 40 minutos en el agua queda, el menos, el 70% del valor del SPF.

Sweatproof:

Resistente al sudor.

Rubproof:

Resistente al roce.

Conocer los filtros solares de tu protección solar

Como ves hay mucha información en el bote de tu crema solar, debes tener en cuenta para escoger el producto que mejor se adapte a tus necesidades qué tipo de piel quieres proteger y qué actividad vas a hacer, cómo te vas a exponer, con qué intensidad y por cuánto tiempo.

Porqué comprar la protección solar en la farmacia

Como puede no quedar muy bien que te lo digamos nosotras 😉 compartimos contigo este artículo del Blog de Pills en el que te cuenta porqué debes comprar tu protección solar en la farmacia.

También queremos insistir en algo que muchas veces parecemos no valorar, y que es fundamental si quieres cuidar la piel de tu rostro, escote y que luzca en el mejor estado posible: Usar fotoprotección es la mejor crema antiarrugas.

Sólo teniendo en cuenta lo que acabamos de decir, podríamos darte el mejor consejo Antiedad

porque tienen más acción antiedad que ningún otro producto y porque exponerse al sol sin protección envejece nuestra piel de manera natural más que ninguna otra cosa. De forma que si lo usas a diario reduce en un 24% (de media) esos signos de la edad.

Como ves, no hay razón para no protegerse mientras disfrutamos del sol en verano, el no hacerlo es bastante irresponsable y repercute en  la salud y belleza de tu rostro.

Ya sabéis que estamos aquí todos los días, preparadas para aconsejarte sobre protección solar o sobre lo que necesites.

Categoríassol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *