Sudores nocturnos durante la menopausia: ¿cómo deternerlos?

El organismo de la mujer está lleno de complejidades. Desde el desarrollo hasta el embarazo, el cuerpo femenino pasa por diferentes etapas de grandes cambios hormonales. La menopausia es quizás una de las más complejas. Se trata del fin de la etapa fértil, y viene acompañada de varios síntomas molestos. Los sudores nocturnos durante la menopausia son de los más comunes.

Causas de los sudores nocturnos durante la menopausia

Son muchos los síntomas de la menopausia y los consejos para vivirla de una mejor manera. El fin de la etapa reproductiva femenina suele ocurrir entre los 45 y los 55 años. Entre dos y cuatro años antes, ya empiezan a darse ciertos síntomas.

El insomnio, la baja en la líbido sexual, la sequedad vaginal o los sofocos son algunos de ellos. Pero quizás entre los más molestos se cuentan los sudores nocturnos durante la menopausia. Su causa está relacionada con el desequilibrio hormonal que vive el cuerpo femenino durante esta etapa.

La mujer en ese momento vive una disminución en sus niveles de estrógenos y progesterona. Esto implica una alteración en el funcionamiento normal del centro termorregulador del cuerpo. Entonces, la consecuencia es una elevación de la temperatura. También el enrojecimiento de la piel y la sudoración.

Son tan comunes, que afectan a un promedio del 80% de las mujeres que atraviesan la menopausia. Y sin duda alteran su bienestar. En Abizanda contamos con las mejores alternativas farmacológicas para combatir los sudores, mejorando la calidad de vida.

Consejos para aliviar los sudores nocturnos

Son varios los hábitos y acciones que podemos incorporar a nuestro día a día, para disminuir los sudores nocturnos durante la menopausia. En primer lugar, se recomienda llevar una vida sana. La dieta es fundamental. Lo ideal es apostar a alimentos balanceados, sin excederse en grasas ni en harinas.

Mantener baja la temperatura del ambiente en nuestra casa u oficina también ayudará a controlar los sudores. Hay quienes también recurren a opciones como tener ventiladores portátiles cerca. Las duchas frías antes de acostarse son una excelente idea para equilibrar el cuerpo. Si no puedes ducharte, dejar correr agua fría sobre las muñecas también será de gran ayuda.

Tratamientos para detener los sudores nocturnos durante la menopausia

Pocas cosas resultan tan molestas para la mujer que atraviesa la menopausia, como los ataques de calor. De hecho, pueden afectar sus dinámicas diarias y su calidad de vida. Por fortuna, la ciencia médica ha desarrollado fórmulas que acompañan a la mujer durante esta etapa, mejorando sus sensaciones.

Una de las más recomendadas por ginecólogos es la de Goah Clinic Menopausia. Se trata de una fórmula integral, que mejora los efectos de la menopausia. Trabaja tanto a nivel hormonal como en la piel.

En su fórmula se destacan la patente genopause® de última generación. También el extracto de cimicífuga racemosa, el extracto de melón y el ácido hialurónico. Si se toma de manera continua, ayuda a aliviar los sofocos y la sudoración.

También mejora los cambios de humor y la irritabilidad, tan propias de esta etapa. Promueve la conciliación de un sueño profundo y reduce el riesgo de osteoporosis. En lo relativo a la piel, unifica el tono y mejora su hidratación y vitalidad.

Otra fórmula excelente para mejorar los sudores nocturnos durante la menopausia es la de Ciminocta Gynea. Es ideal para mejorar tanto los sofocos nocturnos, como los problemas de sueño que se le asocian.

En sus ingredientes se cuenta el extracto de Cimicifuga racemosa, que mejora la sudoración. También la melatonina que promueve el sueño. Y por último la Vitamina B6, que reduce el cansancio.

Vivir esta etapa con una mejor calidad de vida es posible. Consulta a tu ginecólogo y suma los complementos que te ayuden a sentirte mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *