Linfedema, secuelas del cáncer de mama.

linfedema oncologia cancer
linfedema cancer de mama

Con motivo del día del cáncer de mama hemos pensado compartir con vosotros esta entrada orientada a comprender uno de los efectos secundarios más comunes de la mastectomía. La aparición del linfedema.
Desde el COG nos han facilitado esta guía práctica para la prevención del linfedema, de la que hemos sacado los dibujos.

Como sabéis, además del sistema circulatorio de la sangre tenemos en nuestros cuerpos el sistema linfático, toda una red de ganglios, conductos, tejidos, capilares y vasos que sirven para transportar la linfa (fluido linfático) que es muy importante para el sistema inmune. Los dos sistemas se interconectan. Por ejemplo, los glóbulos blancos o leucocitos se crean en la médula y a través del sistema linfático llegan a la sangre.

El tejido del pecho está plagado de vasos linfáticos, por eso, para evaluar los tumores de mama se hace la biopsia de un ganglio, para saber si las células cancerígenas han pasado por el sistema linfático al resto del organismo. Ése es el famoso ganglio centinela del que todas hemos oído hablar.

Como decía, cuando nos hacen la cirugía y nos quitan el pecho nos quitan también todas esas ramificaciones del sistema linfático, nos queda ahí una tubería gorda cortada de nuestro sistema linfático, por así decirlo, normalmente a la altura de la axila. El Caso es que la linfa sigue fluyendo por los canales que han quedado hacia el brazo y tras una mastectomía se puede producir un edema de ese fluido que se denomina linfedema. Los tejidos intersticiales se llenan de líquido linfático y el brazo se hincha como un balón.

Medidas de prevención del Linfedema

Son muy importantes las medidas de prevención del linfedema, ya que una vez establecido, es muy difícil o prácticamente imposible que el brazo recupere su volumen normal, con la incomodidad y malestar que ello conlleva.
.-Las medidas de prevención son principalmente el cuidado e higiene de la piel para evitar riesgo de infecciones.
.-Es aconsejable realizar ejercicios suaves, evitando todos aquellos que produzcan dolor.
.-Durante los ejercicios la posición y el ambiente deben ser cómodos, confortables y relajados.
.-Ten en cuenta que estos ejercicios son de prevención. No son curativos.
.-Si se presenta el linfedema debes ponerte en contacto con tu médico, que podrá orientarte sobre los posibles tratamientos o terapias.

Tabla de ejercicios para paliar los efectos

La siguiente tabla de ejercicios es la más recomendada para paliar los efectos del linfedema pero puedes encontrar muchas más, lo importante es que establezcas una buena rutina y la sigas a diario:

linfedema ejercicios


También os recomendamos ver el siguiente vídeo realizado por la Generalitat Valenciana, una guía muy completa con ejercicios para las distintas fases desde la cirugía:

Ya sabéis que este es un tema que nos toca muy de cerca, estamos aquí todos los días para ayudarte.

Falsos Mitos sobre el Cáncer de Mama

falsos mitos cancer mama oncología

Hoy queremos compartir contigo los principales «falsos mitos» que circulan sobre el cáncer de mama, porque ya sabes que el problema de la desinformación en la sociedad contemporánea es un fenómeno que nos preocupa mucho, cada vez más por desgracia, y afecta a todos los aspectos de nuestro entorno.

Ya sabéis que el tema del cáncer de mama es algo que nos toca muy de cerca, de hecho estoy revisando los post del blog que ya he publicado sobre cáncer de mama y tenemos:

  • -otra publicación con la definición de siete palabras clave para ponernos en situación y saber de qué hablamos y

A lo que íbamos, en el caso del cáncer de mama hay una serie de bulos o falsos mitos recurrentes que se repiten hasta la saciedad.
Como ya hemos señalado en otras ocasiones internet ha servido de altavoz para todas las pseudociencias y las teorías más rocambolescas e infundadas.
Por eso me veo redactando esta entrada, porque es nuestra obligación tratar de denunciar todos estos mitos cuya base no se corresponde con la evidencia científica.

los principales mitos sobre el cáncer de mama:

1.- El cáncer de mama NO se puede considerar una enfermedad hereditaria, aunque entre un 5% y un 10% de los casos de cáncer de mama sí se originen por cambios genéticos heredados de nuestros padres; dándole la vuelta a la tortilla podemos afirmar que más del 90% de los casos no responden a factores hereditarios por lo que sería un error pensar que si no hay antecedentes en tu familia no tengas riesgo.

2.- No hay evidencia científica ni estadística que relacione el implante de prótesis mamarias con un aumento del riesgo de padecer cáncer de mama.
Sí se observó una pequeña relación entre unas prótesis “texturizadas”, fabricadas por Allergan, y un determinado tumor poco frecuente que ya han sido retiradas del mercado, como explica perfectamente la prestigiosa Clínica Mayo en el siguiente artículo.

3.- El uso de sujetadores con aros no tiene ninguna relación con el cáncer de mama.

4.- No hay relación entre el tamaño de los pechos y el riesgo a padecer la enfermedad .

5.- Tampoco hay ninguna relación entre el cáncer de mama y el uso de desodorantes, este es otro de los mitos más repetidos.

6.- Los anticonceptivos orales actuales tampoco tenemos evidencia de que provoquen cáncer.
Ahora bien, las personas que padezcan algún tipo de tumor hormono-dependiente no pueden tomar anticonceptivos basados en hormonas como la progesterona ya que está contraindicado.

7.- Otra falsa creencia muy extendida consiste en relacionar el cáncer exclusivamente con un bulto en el pecho, pues no tiene por qué haber bulto  ni tiene por qué notarse al tacto.
De hecho, el sentido de las campañas de screening o detección precoz, que como sabéis en el caso de este tumor consiste en las mamografías periódicas que organiza nuestro Sistema de Salud, es tratar de detectar el tumor antes de que se evidencie.
Hay que tener en cuenta que el cáncer de mama es una enfermedad indolente (que no duele) y en su etapa inicial asintomática.

8.- Tampoco es una enfermedad exclusivamente femenina aunque sí afecta mucho más a las mujeres.
Como ya hemos dicho en otras ocasiones un 1% de quienes la padecen son hombres.
A veces parece que se nos olvidan cuando hablamos de esta enfermedad en términos tan femeninos  y hay que tener cuidado en no dejar fuera de nuestra comunicación sobre la patología a esos hombres que también la padecen.

9.- Hay factores que podemos controlar en nuestra vida para disminuir la probabilidad de padecer la enfermedad, los principales los puedes ver en el siguiente enlace y tienen que ver con lo de siempre, adoptar unos hábitos de vida saludables.

Como cada vez la preocupación por estos hábitos es mayor en la sociedad, y eso es bueno, han surgido oportunistas que tratan de hacer negocio con los famosos superalimentos y las dietas milagrosas. Esto tiene algunas consecuencias nefastas:

  • Por un lado el enfermo se culpa, y en algunos casos adopta  la idea de que la enfermedad es culpa suya (algo que ningún profesional de la salud le diría, entre otras cosas porque es imposible afirmarlo con rigor científico).
  • Por otro lado hay pacientes que dejan los tratamientos confiando su salud a soluciones sin ningún fundamento, y cuando quieren darse cuenta de que les han engañado ya es tarde para volver al tratamiento convencional.

No es un mito:

Lo que tenemos que tener en cuenta es que, además, todos estos datos (y los que salen en los enlaces que compartimos) provienen de comparaciones estadísticas, y en la mayoría de los casos no demuestran una correlación clara para que pudiéramos establecer una relación causa-efecto, como sí se ha demostrado, por ejemplo, con el tabaco o los asbestos y el cáncer de pulmón o, con el alcoholismo, la cirrosis y el cáncer de hígado.
Como decía en una de las entradas citadas “sí parece que el riesgo de padecerlo se puede reducir realizando ejercicio físico de forma regular (al menos 4 horas a la semana), evitando el sobrepeso y la obesidad tras la menopausia y evitando el consumo regular de alcohol.”

Así tenemos un motivo más para adoptar hábitos de vida saludables, que no nos van a garantizar nada en este aspecto ni tampoco debemos pretenderlo, todos conocemos a personas que han enfermado cuyos hábitos son buenos y saludables, pero nos ayudan a reducir un poco el riesgo.

Los seres humanos somos así y las ciencias de la salud no son una ciencia exacta como las matemáticas, lo que a una persona le funciona no le funciona a otra, hay pacientes cuyo organismo responde a los tratamientos fenomenal y otros a los que no parece hacerles nada, el cuerpo humano es un sistema con muchísimas variables y tan solo conocemos algunas de ellas, tenemos todavía mucho que aprender.

Queremos ayudarte

Por eso hemos dedicado una categoría de nuestra web a la oncología, en ella tenemos productos que te ayudarán durante el tratamiento y los efectos secundarios en la piel y las mucosas, haciendo más llevadera la sequedad ocular, vaginal y bucal, como los picores por sequedad o eccemas. y reforzando la protección solar.

mitos oncología web

También queremos que sepas que durante la recuperación hay algunos productos que pueden ayudarte a sentirte mejor y mejorar algún proceso concreto durante esta fase.

Queremos ayudarte a superar este camino con la mejor calidad de vida y el mejor ánimo posible, por eso te recomendamos que te cuides, te maquilles para verte mejor y nos preguntes.

Cada duda, consúltanos, si te interesa algún producto en concreto que no encuentras en la web, pídenoslo, puede que aún no esté en la web pero seguro que lo tenemos en la farmacia, te lo conseguiremos.

consúltanos farmacia abizanda mitos

Consúltanos

Estamos aquí para ayudarte y aconsejarte sobre cualquier duda o inquietud que tengas sobre el cáncer de mama. Desmontar los mitos y leyendas urbanas que harán que te sientas culpable o te preocupes por causas que no tienen sentido. Y recomendarte lo más adecuado para ti.

Nosotras seguiremos ampliando esta categoría en la web, y estamos desando que nos pidas consejo farmacéutico y nos sugieras que necesitas para mejorarla. Nuestro deseo es que tu calidad de vida sea la mejor posible.

Así que, si tienes alguna duda o sugerencia nos tiene aquí 365 días al año a tu servicio.

Como decíamos. tu salud, tu bienestar, aportar conocimiento y desvelar tus dudas o miedos es lo que da sentido a este blog.

Queremos ser tu farmacia de confianza, no dudes en consultarnos.

Cáncer de mama, 7 palabras clave

El cáncer de mama es el  más frecuente en las mujeres occidentales por ello la  semana pasada te contamos lo qué debes saber sobre el cáncer de mama  y hoy queremos explicarte siete palabras clave que van unidas al cáncer y a su tratamiento.

Para ello empezamos por definir a que llamamos cáncer:

El cáncer es un fenómeno natural que empieza cuando una de las más de 30 billones de células que componen nuestro organismo muta. Por alguna razón se estropea, deja de hacer la función para la que estaba programada y se vuelve, además, inmortal.

Esta célula, localizada en un punto del cuerpo se divide como cualquier otra, pero al no autodestruirse (apoptosis) va formando una colonia de células inmortales que, paso a paso, división a división (mitosis) invaden ese tejido formando un tumor.
Dependiendo del tipo de células distinguimos entre tumores benignos y malignos (cáncer) y dependiendo de su ubicación en el organismo hablaremos de su localización (mama, pulmón, hígado,…)

El papiro Ebers, uno de los primeros tratados de medicina que conocemos, escrito en Egipto alrededor del año 1500 a. de C. ya describe el cáncer de mama.

Hoy en día, si quieres informarte sobre este tema pensamos que hay una serie de conceptos que debes tener claros, a continuación trataremos de explicarte siete de ellos:

Siete palabras clave en el cáncer de mama:

1.- Biopsia:

“Examen microscópico de un trozo de tejido o una parte de líquido orgánico que se extrae de un ser vivo.”

Es uno de los primeros pasos para llegar al diagnóstico de la enfermedad, se toma una muestra y se analiza al microscopio para ver qué tipo de células están formando ese tumor. De esto se encargan los Servicios de Anatomía Patológica.

2.- Ganglio Centinela:

“Se define como ganglio centinela al primer ganglio de una cadena linfática que drena un territorio tisular determinado, de manera que, antes de proseguir su camino por la cadena, toda la linfa proveniente de dicho territorio debe pasar primero por el ganglio centinela.”

Esta es una prueba muy importante en los casos de cáncer de mama. En el pecho tenemos infinidad de vasos linfáticos por los que las células cancerosas pueden emprender un viaje al resto del cuerpo, el examen del ganglio centinela orientará a los médicos a la hora de definir el tipo de cirugía y tratamiento (quimioterapia y/o radioterapia) ya que indica si es probable que haya más células malignas en el resto del cuerpo. Se trata de buscar las huellas que estas células han dejado a su paso por el ganglio.

3.-Metástasis:

“Reproducción o extensión de una enfermedad o de un tumor a otra parte del cuerpo.”

Es fundamental para el pronóstico de la enfermedad y la elección del tratamiento saber hasta dónde han llegado esas células malignas.

4.-Quimioterapia:

“Tratamiento médico de algunas enfermedades que consiste en la aplicación de sustancias químicas al organismo.”

Una vez realizada la histología del tumor (el estudio de ese tejido por medio de la biopsia) el médico decide entre los distintos medicamentos que tiene a su alcance aquel que considera más adecuado para tratar ese tipo concreto de cancer.

5.- Radioterapia:

“La radioterapia (también llamada terapia de radiación) es un tratamiento del cáncer que usa altas dosis de radiación para destruir células cancerosas y reducir tumores.”

Los aceleradores lineales son capaces de emitir potentes radiaciones que pueden destruir las células del cuerpo humano. Dirigida por medio de una planificación milimétrica a la localización del tumor la radioterapia busca la destrucción de ese tejido, afectando lo menos posible a los tejidos sanos que están alrededor.

6.- Mastectomía:

“Operación quirúrgica que consiste en la extirpación de la glándula mamaria o de una parte de ella.”

Esta operación actualmente se realiza de manera conservadora cuando es posible. La decisión sobre el alcance invasivo de dicha operación es una decisión que tomará el médico teniendo en cuenta la opinión del paciente.

Cuando el cirujano recomienda la técnica que considera necesaria es el momento en el que el paciente debe plantear todas sus dudas y realizar las preguntas que considere para disponer de la mayor información posible. Así eliminará la mayoría de sus temores y se enfrentará a la enfermedad con una visión más positiva.

7.- Linfedema:

Linfedema es el nombre de un tipo de inflamación. Ocurre cuando se acumula linfa en los tejidos blandos del cuerpo. La linfa es un líquido que contiene glóbulos blancos, células que defienden contra los gérmenes. Se puede acumular cuando el sistema linfático está dañado o bloqueado.”

Este uno de los principales efectos secundarios del tratamiento del cáncer de mama Lo sufren un 10% de los pacientes a los que se les ha realizado la cirugía y aumenta de un 20 a un 25 % en los que han sido tratados con radioterapia. Aparece en el brazo del lado afectado.
Si tienes la mala suerte de sufrir linfedema tendrás que realizar ejercicios y cuidados que pueden marcar en gran medida tu calidad de vida mejorando tu estado de salud.

Cuenta con nosotras, en nuestra Farmacia podemos aconsejarte sobre los ejercicios que se recomiendan y los hábitos de vida que pueden ayudarte a prevenir el linfedema o, al menos, a tenerlo controlado.