Arándano rojo americano para prevenir la cisititis

arandano rojo americanno para prevenir la cistitis

El arándano rojo americano y la cistitis son unos de esos «extraños compañeros de cama» que abundan tanto en la farmacia y la vida 😉

«Misery acquaints a man with strange bed fellows» escribió Shakespeare en La Tempestad, y al menos desde entonces se usa eso de los extraños compañeros de cama como metáfora para definir relaciones atípicas, que probablemente no se establecerían de no existir un objetivo común.

En el caso de la obra de Sir William es la miseria quien hace extraños compañeros de cama, para Churchill era la política y para Groucho Marx no era la política sino el matrimonio quien hacía extraños compañeros de cama. Gina Lollobrigida y Rock Hudson fueron también Strange Bedfellows en la gran pantalla, excepto en España donde compartían una Habitación para dos con algunos recortes de la Censura.

La historia de la medicina y de la farmacia está repleta de extraños compañeros de cama, la miel, el limón, el eucalipto, la corteza de sauce, el ajenjo, el árbol de la quina, la amapola blanca, etc. son sustancias con las que se hacían los remedios tradicionales y hoy se hacen muchas de las medicinas que vendemos en la farmacia.

Lo natural con control sanitario

A veces somos un poco cenutrias; y me refiero a las personas en general, qué le vamos a hacer, que ninguna se sienta excluída; y nos puede parecer que es mejor el “remedio natural” porque lleva ese adjetivo, “natural” de manera antinatura, pues a fin de cuentas aquí natural lo es todo. Si miramos hacia el universo vemos que la energía de fusión es la principal fuente de energía de la naturaleza, y a escala terrestre todas sabemos que estaríamos perdidas sin nuestro sol; pero no pondríamos ese adjetivo, natural, a una central nuclear.

Esta falsa dicotomía entre lo que llamamos natural y lo que no, llevado al mundo de la farmacia y de la salud en general, se ha convertido en una estrategia comercial de quienes quieren vender como sanitarios productos que no han sido convenientemente acreditados como tales por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios o por la EMA (la agencia europea).

No es lo mismo tomar un medicamento que contenga un determinado principio activo que tomar ese alimento del que se extrae, la diferencia entre tomar medicamentos controlados y ensayados farmacéuticamente y tomar el “remedio tradicional o natural” es que sólo con el control farmacéutico sabes en realidad lo que te tomas de manera exacta y cómo va a interaccionar con otros medicamentos que estás tomando.

Te voy a poner un ejemplo;

puedes tomar hierba de San Juan, pero a lo mejor si eres mujer y tomas anticonceptivos es porque no quieres quedarte embarazada. Y nadie te dijo que la hierba de San Juan inhibe el efecto de la píldora. ¡Vaya por dios, ya hemos traído otra criatura no deseada al mundo!

Hay gente que se dedica a estudiar esto, este profesor sudafricano concluye que las plantas más vendidas en las herboristerías tienen efectos importantes al interaccionar con antidepresivos, antiepilépticos o tratamientos para enfermedades cardíacas.

Arándano rojo americano

El que sirve para prevenir las infecciones del tracto urinario es el arándano rojo americano, pues contiene unos componentes llamados proantocianidinas (PAC) que son los que han demostrado su efectividad en ensayos científicos rigurosos.

La cistitis es la infección más común del aparato urinario y la segunda más frecuente de todo el organismo detrás de las infecciones respiratorias. Casi siempre el origen de esos gérmenes que proliferan en la orina es bacteriano, aunque de manera excepcional puede estar causada por hongos o por virus. Se diagnostica de manera bastante evidente porque tiene un cuadro clínico muy característico con dolor o escozor al orinar, aumento de la frecuencia miccional además de la sensación permanente de deseo de orinar. También puede aparecer sangre en la orina. Si aparece fiebre es síntoma de que la infección se ha extendido a algún otro órgano; los más comunes son los riñones y la próstata en el caso de los hombres.

Estas PAC, que hay en el arándano rojo americano, impiden que las bacterias se asienten en las células de la vejiga, y por eso hacen más difícil que se produzca la infección urinaria, la cistitis.

Probióticos y arándano rojo americano

Otros productos que han demostrado su efectividad a la hora de prevenir infecciones bacterianas son los probióticos, de los que hablamos muy a menudo en este blog; por eso las compañías farmacéuticas han visto que la combinación de estos extraños compañeros de cama, probioticos y arándanos rojos americanos, aporta a nuestro sistema inmune unos recursos extra para prevenir la cistitis.

Queremos insistir mucho en que prevenir es una cosa, y tratar una infección ya existente otra muy distinta. No hay ninguna evidencia científica que apoye el uso de probióticos y arándanos rojos americanos para tratar una infección urinaria activa. La manera de tratar una cistitis es con antibióticos recetados y controlados por un médico, como cualquier otra infección de origen bacteriano.

En fin, si te han parecido interesantes estos extraños compañeros de cama ya sabes que estamos aquí todos los días, dispuestas para aconsejarte.

Una respuesta a «Arándano rojo americano para prevenir la cisititis»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *