Querido fumador y querida fumadora:

piel del fumador

Querido fumador y querida fumadora:

¿Sabes que existe la «Cara del fumador» y que se distingue perfectamente debido al envejecimiento, la sequedad y la falta de luminosidad en el rostro?

Así que hemos decidido insistir en el tema, aún a riesgo de empezar a caerte mal, porque sabemos lo que es el vicio y como te decíamos la semana pasada cuando tienes una adicción siempre vas a encontrar una excusa para no dejarla. Pero no te enfades con nosotros por decirte lo que no quieres oír y alegra esa cara fumadora, porque, como te voy a explicar, hay una cara fumadora, que podría dejar de serlo.

¿Qué es eso de la cara fumadora? Hay sitios donde lo llaman “el rostro del fumador” y quizá suene más serio pero al final lo de menos es cómo lo llames, el caso es que fumas, y eso se puede ver en tu piel.

Fumar provoca un envejecimiento prematuro
– Tus arrugas son más profundas,
– tu piel más seca y grisácea y eso te da un aspecto general más demacrado.
– la piel está más apagada y tu rostro ha perdido luminosidad.
– la piel se vuelve más gruesa
La cara fumadora es lo contrario a una cara saludable.

Efectos del tabaco en la piel

  • Disminuye la oxigenación
  • Favorece la formación de radicales libres
  • Altera la respuesta inmune e inflamatoria
  • modifica la respuesta de las hormonas sexuales a nivel cutáneo
  • favorece la deshidratación
  • Evita la absorción de Vitamina A
  • Disminuye la producción de colágeno y favorece su rotura.
  • Puede provocar la aparición de manchas

Esto es así porque el tabaco afecta a la circulación sanguínea con lo que la piel se oxigena peor, y el tabaco también hace disminuir el colágeno, que es una de las proteínas básicas con las que se crean todos los tejidos de nuestro organismo. La piel es el tejido que vemos y el que enseñamos a los demás; si en ella se nota tanto el efecto del tabaco imagínate cómo afectará a los tejidos que no se ven, de los que todo nuestro cuerpo está hecho.

Cómo recuperar la piel del fumador

Lo bueno de la piel es que se recupera muy bien, de hecho en cuanto dejes de fumar, el mismo día en que des el paso, empezarás a notar que tu piel está más hidratada y más sana, a partir de ahí todo son mejorías. Por eso te proponemos que dejes de fumar en tu farmacia. Muchas personas ya lo han hecho.

Te recomendamos como rutina diaria
la limpieza facial y
la protección solar,
ya sabes que estas dos recomendaciones son básicas para evitar el envejecimiento prematuro y la aparición de manchas.
La nutricosmética solar también te ayudará de forma natural aportando, a demás de la protección solar, vitaminas y antioxidantes.

Tratamientos específicos para la piel del fumador te recomendamos

Si necesitas asesoramiento ya sabes, no dudes en contactar con nosotras y te ayudamos a elegir el mejor tratamiento para tu piel.

Da el paso y luce una piel perfecta!!

Sabemos que no es fácil dar el paso, pero sabemos que es necesario, también sabemos que una vez lo hayas dado no te arrepentirás, te sentirás mucho mejor.

En primer lugar porque dejarás de someterte a los efectos del tabaco y en segundo lugar porque te sentirás una persona más fuerte, más capaz de enfrentarte a tus problemas y salir airosa, más feliz contigo misma… y de rebote tu bolsillo lo notará, es que todo son ventajas.

Así que no busques excusas y atrévete a dejar de fumar en tu farmacia, intentaremos acompañarte, animarte y apoyarte en todo el proceso. Aprovecha que estamos aquí cerca y abrimos todos los días del año. No te arrepentirás.

Una respuesta a «Querido fumador y querida fumadora:»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *